"Ética, sobre la moral y las obligaciones;
estética, de la belleza y el arte;
y otras cosas..."


sábado, 13 de marzo de 2010

EMIGDIO JIMÉNEZ FLORES

.
Emigdio fue una persona muy especial, singular, pasional, impulsiva, vehemente, inquieto defensor a ultranza de todo aquello con lo que se comprometía y con quien le pedía ayuda, con todos los medios justificados por el fin, y con todas las consecuencias.
.
Son cuatro líneas, pero son cuatro líneas que siento profundamente. Descansa en paz, Emigdio, Emilio como todos te decían en Trajano y yo creo que casi en todas partes.
.
Utrera Digital y muchos medios de información se han hecho eco de su marcha. Aquí pongo un enlace, donde aparece una foto suya con dos personas a las que seguro ayudó, y un enlace a una entrevista que le hizo Cristóbal García Caro.

http://www.utreradigital.com/utreradigital/index.php?option=com_content&task=view&id=17833&Itemid=53

Finalmente, adjunto el texto del correo electrónico que envía a sus amigos Juan Ignacio Sierra, diácono de Utrera. Considero que es una bonita semblanza a la persona de Emigdio, muy sencilla y muy sentida, como la oración que nos pide en su memoria.

Amigos:

Hoy os voy a pedir algo muy sencillo, muy difícil: Una oración, sencilla pero sentida.
.
Ayer falleció EMIGDIO, D. Emigdio, el cura de la pedanía de Trajano. Como está fuera de Utrera nos parece lejano, pero es ese hombre servidor de la mañana a la noche, preocupado por los inmigrantes, dentro de nuestro núcleo llamado Utrera que muchos de nosotros conocemos porque nos ha visitado mucho para atender las invitaciones de las hermandades, porque lo vimos en TVE y TVA en aquella entrevista de hace unos meses en las que relataba su vida, en su casa y fuera de ella atendiendo tres poblados, haciendo muchos kilómetros entre carriles y veredas con frío y calor, y a un grupo de inmigrantes que se alojaban en su casa de Trajano.
.
Se le llenaba la boca agradecida al hablar de los vecinos de Trajano, como en las ofrendas de la misa del domingo le llevaban alimento, incluso cocinado a veces, para poder alimentarse y alimentar a los acogidos en su casa. Sus comidas simples que él mismo cocinaba para todos, plato único y un "pero" (una manzana), pan y agua. Pero hecho con amor, con entrega, con servicio cariñoso a los demás. Me dice una residente en Trajano que ayer llevó a uno de los inmigrantes, a los que además acompañaba en sus obligaciones administrativas, a Los Palacios para tomar un autobús y no le dio tiempo a regresar. Dentro del coche y aún en Los Palacios le llegó la llamada del Padre, y lo llamó como decimos con las manos en la masa.
.
Hoy no se lleva eso de hablar mucho de "los curas" y si se hace es de la parte más negativa. Es posible que sea el momento de comenzar a hablar de la positiva, de que hay más que, sin conocimiento por nuestra parte, dedican su vida a servir a los demás. Aunque no era utrerano, procedía de Toledo, bien merece ser reconocido como Utrerano después de tantos años trabajando en el término de Utrera.
.
Descanse en paz.
.
J.I. Sierra

Malpica del Tajo (Toledo) en invierno.
Malpica del Tajo (Toledo) en verano.


Publicar un comentario