"Ética, sobre la moral y las obligaciones;
estética, de la belleza y el arte;
y otras cosas..."


miércoles, 8 de julio de 2009

RETROSPECTIVA DEMOCRÁTICA 1ª PARTE



Cuando decido activar el blog soy consciente de que también hay que alimentarlo. En ello estamos. Todos los blogs que estoy viendo, la mayoría, tienen el carácter de diario, como un cuaderno o libro en que se recogen acontecimientos y pensamientos día a día. Como tampoco creo existen normas o reglas de funcionamiento, mi primera publicación ya ha marcado el carácter de mi blog, y desde entonces pensé que tendría que ser un cuaderno retrospectivo, es decir, que empezaría por ir subiendo lo más antiguo para poco a poco llegar al momento presente, que aún no sé cuando será.


Esa es mi idea, que por otra parte no es tan original, pues es una forma de contar la propia historia de cada uno o cualquier historia, "Erase una vez...", "Al principio de los tiempos...", o como ejemplo reciente la serie de televisión "Cuéntame".


No obstante todo ello, como el blog es algo vivo, a lo mejor doy saltos en el tiempo. Ya el sólo hecho de ir recordando y recopilando textos me está gustando, y creo enriqueciendo.


Bueno, basta de declaración de intenciones y vamos a lo que vamos, lo que he llamado Retrospectiva Democrática. Doble salto mortal con tirabuzón. De Política estamos hablando, pues.

Se trata de dos textos, el primero una Carta al Director publicada en Febrero de 1996 en el Correo de Andalucía, y el segundo otra Carta al Director publicada en la Edición Digital de El País el día 10 de Marzo de 2004.


Los separan ocho años y dos cambios de gobiernos a nivel nacional, muy importantes. Posiblemente ciclos. El primero justo antes de llegar al poder el Partido Popular de José María Aznar, tras la última etapa de Felipe González; el segundo justo dos días antes de las elecciones generales, cuando retornaría el Partido Socialista de Rodríguez Zapatero. No puedo dejar de ver su fecha y pensar que lo escribí un día antes del trágico atentado de Atocha.


¿Las aguas volverán a su cauce?

Así como después de una gran tormenta sobreviene la calma, después de las pasadas lluvias torrenciales, incluidos desbordamientos e inundaciones, las aguas han vuelto a su cauce. Este es el modo de actuar de la naturaleza, los ciclos. Hemos pasado una terrible sequía, y por fin llegaron las aguas.

¿Pasará lo mismo en la vida política de nuestro país? Es algo que deseamos la mayoría, sin embargo, son muchas las dudas que nos asaltan. En política también actúa la teoría de los ciclos y la democracia se nutre de la renovación y la alternancia. Con ello no quiero mostrar una actitud pesimista de la realidad, sino todo lo contrario. Lo que no me parece correcto es que nuestros políticos hablen de la estabilidad democrática unos, y otros de los miedos del pasado; ni nuestra democracia es tan débil, ni los miedos son tan justificados. Más bien deberían preocuparse de no disfrazar de interés general el interés particular de cada uno, y servir honestamente a los intereses del Pueblo. Es de esta manera como se consigue la credibilidad y confianza en la desprestigiada clase política.

Decía Séneca que "no hay más calma que la engendrada por la razón". Afortunadamente la razón siempre estará de parte del Pueblo, en quien reside la soberanía nacional, quien confía o deja de confiar en sus gobernantes, y eso, nunca lo debemos olvidar, ni nosotros ni nuestros políticos.

Utrera (Sevilla), 19 de Febrero de 1996.
.
Publicar un comentario