"Ética, sobre la moral y las obligaciones;
estética, de la belleza y el arte;
y otras cosas..."


viernes, 25 de julio de 2014

LA HISTORIA, SIN TEMBLOR NI TEMOR



















Tomando prestado de Fernando Sabater el título de uno de sus libros divulgativos sobre la filosofía, comenzaré por decir que es recomendable siempre casi todo tipo de lecturas, pero además, como el momento histórico es el que es (con cambio de monarca incluido), se traen en esta ocasión algunas propuestas de lecturas con la  Historia de fondo y alguna que otra reflexión, histórica, entiéndase.

Paul Preston, el insigne hispanista inglés, heredero de otros ilustres historiadores británicos sobre la Historia de España como Gerald Brenan o Hugh Thomas, defiende que “una historia bien narrada es una delicia”, reconociendo haber aprendido que “el rigor y la disciplina de la Historia no tienen por qué reflejarse en monólogos aburridos”. A Preston se le atribuye la frase “Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores” y que él cita como refrán. En realidad la cita es del filósofo estadounidense de origen español George Santayana (Jorge Ruiz de Santayana, 1863-1952), quien dijo literalmente que “Los que olvidan la Historia están condenados a repetirla”.

Tengo que reconocer que soy lector de Historia principalmente a través de la novela histórica. Aunque a veces se le atribuyen a estas novelas falta de rigor y de base científica (no se debe generalizar), también es cierto que estas dos circunstancias frecuentemente hacen incompatible que la lectura histórica nos atraiga y nos enganche. Aunque todo puede llegar a ser compatible, sobre todo a través de fórmulas menos académicas y ortodoxas. Por ejemplo, los que ya pasamos de una determinada edad (más de cuarenta, un decir), éramos y aún hoy seguimos siendo fans de los comics de Asterix y Obelix, donde además de reírnos con las cosas de los romanos y los irreductibles galos, también contextualizábamos esa parte de la Historia que fue el Imperio Romano, conocíamos figuras como Julio César o Cleopatra, expresiones latinas, nociones de geografía histórica, y además todo ello casi sin darnos cuenta, sin ningún esfuerzo, y sobre todo, divirtiéndonos.







La equivalencia actual de los comics (y de algunas series de televisión como Érase una vez el hombre), la encontramos hoy en los vídeo juegos, aunque nos cueste mucho más esfuerzo que a nuestros hijos y con cierta dosis de incomprensión/desconocimiento en la dinámica del propio juego/diversión, que todo hay que decirlo. Por ejemplo con la saga de Imperium, se reeditan las grandes batallas de las legiones romanas; con Assasin´s Creed desde las Cruzadas de la Edad Media en Tierra Santa, hasta el Renacimiento Italiano, la Guerra de Independencia Americana o la Piratería del Caribe; con Call of Duty, Medal of Honor, Wolfenstein, la II Guerra Mundial, y con Metal Gear Solid 3 Snake Eater la Guerra Fría y la Crisis de los Misiles de Cuba (Fuente: Javier Gómez Romero).










Dicho todo ello, volvamos a la Historia escrita, la de toda la vida. La propuesta de lectura en realidad son dos: La Pequeña Historia de España y La Pequeña Historia del Mundo, de Manuel Fernández Álvarez y Fernando García de Cortázar respectivamente,  ilustradas ambas por Jvlivs, y editadas por Espasa. En dos estilos diferentes, y no exentos de rigor y respeto por la Historia, cada una de estas pequeñas obras maestras nos dan una visión completa hasta nuestros días de la Historia de España desde las Cuevas a Atapuerca hasta las consolidación de nuestra Monarquía Parlamentaria tras el intento de golpe de Estado, y desde la Antigüedad hasta la llegada del hombre a la Luna. Y todo con el ingenio gráfico del dibujante Jvlivs, ilustrador compartido por ambos prestigiosos historiadores, a todo color y con divertidísimas composiciones históricas. Todo un placer de lectura que puede llegar a ser compartida por toda la familia, pues aunque está pensada para niños, puede llegar incluso a gustar más a los mayores.





Como anécdota, y siempre pensando en Utrera, decir que en la Pequeña Historia de España, de forma expresa Manuel Álvarez Fernández cita a nuestra localidad, cuando en los convulsos tiempos de la I República a finales del S-XIX, refiriéndose al cantonalismo, se produjo la proclamación de independencia en cualquier rincón de España, y así en la pág. 232 cita que “Utrera creyó que era la hora de vengar los agravios que recibía de Sevilla”, refiriéndose igualmente los casos de Coria respecto de Cáceres, y como más llamativo cita el alzamiento cantonal de Cartagena. Curiosidades de cosas que pasaron de verdad en la Historia.

Para terminar, y siguiendo con Utrera en la Historia, me gustaría citar también y recomendar los dos volúmenes editados hasta el momento de la Historia de Utrera, con textos de Rosario Barrera y dibujos de Diego Neyra. Dos volúmenes, patrocinados ambos por Caja Rural de Utrera, el segundo con el apoyo de la Diputación Provincial de Sevilla, que editados por el Ayuntamiento en 1992 y 2003 estoy seguro que algún día se retomará el proyecto para continuar nuestra Historia a partir de Clemente y Enrique de la Cuadra, personajes con los que termina el volumen segundo. 






Como decía Napoleón Bonaparte “La Historia siempre vuelve. Y por cierto, la geografía siempre está”.   


Publicar un comentario